Pasadas las once y media de la noche del 29 de diciembre de 1972, próximo a su aterrizaje en Miami procedente de Nueva York, se estrella el avión del vuelo 401, un L-1011 nuevo con matrícula N310 EA, en los pantanos de Everglades. De las 176 personas entre pasajeros y tripulación, 99 mueren en el lugar del accidente, pero no todas como consecuencia directa del impacto contra el suelo. Algunas de las víctimas mueren ahogadas o devoradas por caimanes.

A los pocos días del accidente, tanto tripulantes como pasajeros de la línea Eastern, en el trayecto Nueva York-Miami, afirmaron haber visto a los miembros de la tripulación Don Repo y a Bob Loft formando parte del pasaje. La compañía negó y ocultó lo ocurrido, prohibiendo a su personal cualquier tipo de comentarios relacionados con los hechos.

Vea la información completa en el siguiente vídeo

Comentarios
COMPARTIR