El dictador norcoreano Kim Jong-un inspecciona lo que sería una bomba de hidrógeno.
El dictador norcoreano Kim Jong-un inspecciona lo que sería una bomba de hidrógeno.

El régimen comunista de Corea del Norte probó, este domingo (hora local) una bomba nuclear que originó un sismo de magnitud 6,3; según informaron agencias internacionales.

La explosión se originó a las 12:00:03 pm, hora local de Pyongyang -capital de Corea del Norte- y tuvo lugar en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri, a unos 50 kilómetros al noroeste de la localidad de Kilju, en el condado homónimo.

China indicó que el sismo fue de magnitud 6,0 y que era “potencialmente” una explosión nuclear. Minutos más tarde, Corea del Sur se sumó a esa teoría y convocó a una reunión urgente de seguridad.

El Servicio Geológico de Estados Unidos publicó un informe del sismo, con una profundidad de cero kilómetros, correspondiente a una explosión superficial, cifrándolo inicialmente en magnitud 5,2. “Posible explosión, ubicada cerca del sitio donde Corea del Norte ha detonado bombas nucleares en el pasado. Si este evento es una explosión, el USGS no puede determinar su tipo en este momento”, dice el boletín.

Minutos más tarde, los expertos de la entidad estadounidense, así como China y Corea del Sur determinaron que el sismo artificial alcanzó la magnitud 6,3 en la escala de magnitud de momento, por lo que se trataría de la prueba nuclear más grande que haya llevado ese país.

Esta es la sexta prueba nuclear de Corea del Norte, luego de que transcurriese un año desde la última. En esa ocasión, el 9 de setiembre de 2016, el Servicio Geológico de los Estados Unidos informó de un terremoto de magnitud 5,3 en la ubicación de la explosión, mientras que el Centro de Redes Sismológicas de China informó una magnitud de 5,0.


NOTICIA EN DESARROLLO

Comentarios
COMPARTIR