El fetichismo se caracteriza por dirigir el impulso sexual hacia el uso de objetos inanimados o la observación y manipulación de partes del cuerpo.

Estos objetos se denominan fetiches, y por lo general, su uso es inadecuado para un fin sexual. El fetichismo es más frecuente en lo hombres que en las mujeres, y esta actividad suele comenzar en la adolescencia.

Los fetiches más comunes son ropa interior femenina, zapatos, prendas de vestir, etc. No existe un tratamiento estipulado para el fetichismo, pero los tratamientos que han tenido éxito han sido aquellos que se basan en los principios del aprendizaje. A continuación te presentaremos, cómo saber si

Duración. Si durante un período de 6 meses o más has tenido fantasías sexuales, impulsos sexuales o comportamientos relacionados a la utilización de objetos inanimados, éste puede ser el primer indicio de una conducta fetichista.

Fantasías sexuales e impulsos sexuales. Éstas conductas han generado inconvenientes en tu vida cotidiana, provocando un deterioro en diversas áreas como la laboral, social, familiar, etc.

Fetiches. Los zapatos, prendas femeninas, o cualquier otro objeto inanimado pueden convertirse en fetiche. De esta forma, el acto sexual se reduce a la observación o manipulación de dicho objeto. También puede referirse a determinadas partes del cuerpo como los pies, las nalgas, etc.

Excitación sexual. De forma excluyente la excitación sexual se limita al fetiche, ésta se logra a través de la masturbación o puede ser acompañado por una mujer que manipule el fetiche o que forme parte de él.

Disminución de la actividad sexual con personas. Junto con las características anteriormente mencionadas, si últimamente no has sentido deseos de tener relaciones sexuales con otras personas, o has notado que, en esos casos, hay una debilidad de la función del aparato sexual, puede que estés consolidando las conductas fetichistas.

Características personales. Los fetichistas, por lo general, son hombres heterosexuales que realizan dicha actividad en forma solitaria. Es muy poco común que dicha actividad sea realizada por mujeres.

Autoestima e introversión. Las personas fetichistas, suelen ser personas con una autoestima baja y con dificultad en establecer relaciones interpersonales. Suelen ser personas muy solitarias que viven su actividad sexual con reserva.

Comentarios
COMPARTIR